Quién Soy

Quizá hoy estés en una posición en la que no te sientes cómodo, a pesar de que, tienes inversiones, ahorros, cubres todas tus necesidades, has logrado muchos objetivos, has viajado y conocido grandes amistades; Aun tienes a tus seres más queridos vivos y con salud. Pero sientes que falta algo… o quizá al contrario, crees que no vas a ninguna parte con lo que haces a diario, crees que no has logrado nada en la vida y te encuentras solo. Sea la cara que sea de la moneda, YO TAMBIEN.

Todos somos esa persona porque todos pasamos por situaciones difíciles, y situaciones grandiosas llenas de éxitos y felicidad. Pero sé que casi siempre falta algo más, algo que dé un significado gigante a nuestras vidas, al extraordinario.

Quien Soy Juan Raigosa

A veces compramos bienes materiales creyendo que esta es la solución, compramos mascotas (que muchos, a veces, las abandonan), tenemos hijos (sin pensar en si le podremos brindar ese hogar maravilloso que merece), pagamos un viaje, un crucero, compramos juegos, etc. Hacemos mil cosas pensando que en alguna se encuentra la felicidad.

Y ahora yo te pregunto: ¿Es la felicidad algo externo, o interno? Yo diría que la felicidad es algo menos complejo, algo que siempre está a nuestro alcance si sabemos jugar el papel que corresponde, en cada situación, tanto adversa, como a favor. Yace de nuestra humanidad, de nuestros sentimientos más puros, incluso, yo la definiría en uno: LA EMPATIA.

A los siete años perdí a mi padre, esta etapa es la que más marca mi vida, junto con el viaje de mi madre a España. Ella viajo en busca de trabajo y me dejo con mis abuelos por más de un año, con el fin de sacar nuestra familia adelante. Estas dos situaciones trajeron consigo un cambio en mi carácter. Pase de ser alguien muy tranquilo, a ser más rebelde y guardar algún sentimiento de rabia. Cambio el cual, no reconocería su origen hasta conocer el boxeo.

Mi madre fue por mí a Colombia con el fin de darme un mejor futuro en otro país. Llegue a España con diez años y desde que llegue mi refugio fue el deporte, cambiar de cultura fue un impacto fuerte, pero al que hoy digo: ¨GRACIAS DIOS¨

Conocí el primer deporte de combate a los catorce años, cuando practique durante unos meses, con mi amigo Emilio y su padre Jose, el kick-boxing. Fue ahí, cuando supe que los deportes de combate era lo que más me apasionaba, sin embargo Jose se tuvo que ir a vivir a otro lugar, por lo que no pude seguir practicando el kick-boxing. Entonces practique otros deportes como el piragüismo, natación y pesas.

Ningún otro deporte, que no fuese de combate, lograba controlar mi carácter, carácter que en varias ocasiones me llevo a pelear en la calle (algo que no me enorgullece nada). No fue hasta que cumplí veintiún años, que pise por primera vez, un gimnasio de boxeo. Y con el boxeo toda mi perspectiva de la vida cambio para siempre, el boxeo marco de una manera tan positiva mi vida, que me sentí lleno por primera vez, boxear se convirtió en la adrenalina más satisfactoria para mí.

Con el boxeo conocí humildad, respeto, disciplina, compromiso, pasión, amistad, propósito, salud, alegría, todo estos valores al máximo nivel. El boxeo se convirtió en mi mayor aliado, mi compañero fiel, independiente de cualquier otra cosa que hiciera, como viajar, estudiar, trabajar, etc. Es el boxeo, ese propósito y motor, que me da luz verde todos los días para cada proyecto.

Desde que empecé a boxear mi carácter cambio, jamás volví a tener un conflicto en la calle. Los primeros años de boxeo, fue el boxeo como una actividad algo más secundaria, que practicaba en mi vida porque me apasionaba, al mismo tiempo trabajaba y estudiaba. Hice algunas peleas en esos primeros años, entre ellas, pelee en mi país en Colombia, hice algunas peleas en España, y también pelee en Londres, pude también entrenar en el mejor gimnasio de Londres, Repton.

Los años pasaron y seguía trabajando, estudiando, invirtiendo en diferentes negocios, y entrenando. Aprendí Ingles, me hice técnico en recreación y deporte, y viaje a diferentes países. Pude ayudar a muchas personas en este recorrido, a mi madre (Marilú, a quien le debo la vida), familiares y amigos. También, en mis viajes conocí e hice muchas amistades. Pero un día, sentí en mi corazón que debía hacer algo más, no solo por mí, sino por los demás.

Fue en el 2016 cuando decidí abrir un gimnasio de boxeo (Infinity boxing), di clases gratis durante más de un año, regale material a los niños, y mucho tiempo y amor a enseñar el noble arte del boxeo. En este mismo año conocí a mi esposa, Stephany, quien me apoya y sigue en este viaje de la vida. Hoy en día, este gimnasio sigue abierto, y es un proyecto apoyado por el gobierno. El entrenador es Sebastián, uno de mis primeros alumnos. Abrir este gimnasio fue ese granito de arena que mi corazón sabía que tenía que hacer.

Y ahora ellos, todos los que forman Infinity, son el motor para que en mi corazón siempre esté el deber, de ayudar a todos los que amamos el boxeo.

En los dos últimos años, me centro casi de lleno en el boxeo, he dado clases en otros gimnasios, entrenamientos privados, quede campeón de las islas Canarias, participe en los campeonatos de España y competí con el equipo Taknara. Actualmente me encuentro en Mallorca donde seguiré apoyando el deporte del boxeo y participando en competiciones, a nivel amateur y profesional. 

NUESTRA MISION ESTA CONTIGO

Aprender el boxeo, enseñarlo a los demás, realizar eventos y participar en competiciones, es solo una pequeña parte de lo que significa para nosotros BOXEO. El boxeo es la forma de llegar a esas personas que se encuentran en un mal estado emocional. Es el medio para compartir con todos que somos humanos y que al igual que tu nosotros también pasamos momentos difíciles, y puede que lleguen más. Pero somos conscientes que todo puede cambiar para bien y que a todo se le puede dar un enfoque positivo, somos conscientes del poder interno que tenemos todos.

Entendemos que el deporte es movimiento, energía, y el boxeo como entrenamiento deportivo es la mejor forma para aprender a controlar tu energía, tú poder no solo físico, sino también mental. El boxeo es nuestro estilo de vida. Un estilo de vida que engloba miles de beneficios y abarca millones de personas. Tenemos  el placer de estar en el mundo del boxeo desde hace nueve años y esto nos compromete a compartir sus beneficios, nos compromete a compartir con los demás nuestros deseos y logros. Por qué en nuestra casa siempre se dijo, de donde come uno, comen todos. Así que acompáñanos en esta travesía en la que nos encargaremos que de una u otra forma todos puedan alimentarse y nutrirse.

ó